INTRODUCCIÓN
ADAPTÁNDOSE al cambio climático
ASPECTOS jurídicos e institucionales
Legislación
Inversión Pública
IDENTIFICACIÓN del riesgo
Amenazas en Manizales
Microzonificación Sísmica
Evaluación del riesgo sísmico
SISMAN
Estaciones meteorológicas
REDUCCIÓN del riesgo
Reubicación de viviendas
Obras de protección
Guardianas de la ladera
Refuerzo Estructural
Plan ordenamiento territorial
MANEJO de desastres
Plan de emergencias
Manual de evaluación de daños
Procedimientos para la Inspección
TRANSFERENCIA del riesgo
Aseguramiento colectivo
Protección de inmuebles públicos
Visualización del riesgo SISMAN
MEMORIA histórica
EVOLUCIÓN de la gestión
REFERENCIAS bibliográficas
Términos de Uso
Gestión de Riesgos Reducción del riesgo reubicación
REUBICACIÓN de viviendas

Años 1980 a 2000

En la ciudad existen dos tipos de reubicación, la de tipo preventivo y la reubicación después de un desastre, que suele ser un deslizamiento.

En 1987 empezó el primer programa de reubicación preventiva con el Barrio El Paraíso, para donde se pasaron 425 familias que vivían en cinco barrios de alto riesgo. Las familias llevaron al nuevo lote las cabañas de bambú donde vivían y, en la medida de sus recursos, fueron mejorando su vivienda con bloques, ladrillos y cemento. La poca vigilancia del proceso causó irregularidades, cuando ciertas familias vendieron el lote (que habían recibido en forma gratuita) y regresaron a su antiguo barrio. Luego, en los años 1991 y 1992, se realizo la reubicación de 72 familias en el barrio El Caribe. El sistema consistió en la construcción de la nueva casa por parte del personal de la Caja de la Vivienda Popular(CPV), con la ayuda de las familias, las cuales tuvieron que comprar el lote, la casa siendo financiada por el INURBE. A fin de evitar los problemas encontrados en el barrio El Paraíso, era prohibido vender la casa y el lote durante los primeros cinco años.

A principios de los años 90, después de un desastre, existían dos formas de reubicación. Primero, las familias que lo deseaban podían ser alojadas en forma gratuita y por algunas semanas, en el albergue del barrio Aranjuez, previsto para albergar 50 familias que se reagrupaban en unas doce habitaciones. Los damnificados también podían recibir un subsidio durante tres meses a fin de pagar un alquiler modesto. De esta forma se evacuaba la zona de alto riesgo durante un tiempo, y a mediados de los noventa esa opción fue desechada por el municipio.

Después, en 1993, la CPV y El Minuto de Dios realizaron un programa de gestión global de la reubicación, que duró dos años. Efectivamente, el proyecto consistía no solamente en reubicar a las familias, sino también en trabajar temas socio-económico-culturales con la comunidad reubicada, bajo la forma de talleres semanales y con participación obligatoria de todos los miembros de la familia.

Desde las catástrofes que ocurrieron en 1993 en los barrios de case media o medio baja, cuando por primera vez, las viviendas damnificadas habían sido adquiridas por medio de programas manejados por la CVP y el INURBE (y a veces, para reubicar a familias de manera preventiva), se propuso la integración de las familias propietarias a otros programa de vivienda, ya que ya habían demostrado que, económicamente, podían comprometerse con tal programa. Por lo tanto, las soluciones a las situaciones de emergencia varían según el estrato socioeconómico de los damnificados.

En 1995, 36 familias se pasaron a al primera etapa del nuevo barrio Yarumales; la segunda estaba prevista para otros 86 hogares. Las condiciones económicas impuestas a fin de poder participar a tal plan de vivienda se debían a la situación de paternalismo, lo cual ha regido los programas de reubicación hasta hace algunos años.

Una medida para evitar que se presentan reinvasiones en los lotes peligrosos, consiste en la demolición de la vivienda vulnerable y en la reforestación del lote (Textos tomados de Chardon, 2001).

Año 2003

Con las tragedias invernales del año 2003 (Marzo 18 y 19; Octubre 28 y 29), que afectaron más de 1.000 familias habitantes de zonas de alto riesgo, se ha adelantado un programa agresivo de vivienda de interés social en lotes de propiedad de la Caja de la Vivienda Popular, denominadas Samaria, San Sebastián y Santa Ana (comuna 5), y que se han desarrollado durante el año 2004 y continuaran durante el presente año.

Cabe destacar, que la financiación de la vivienda se hizo de la siguiente manera:
Valor de la vivienda 15.500 año 2.004
Subsidio Gobierno Nacional : 7.6 millones
Crédito otorgado a la familia: 3.0 millones otorgados por la Caja de la Vivienda Popular
Subsidio Municipal de vivienda: 4.9 millones de pesos

El otorgamiento de la vivienda, se condicionó a la entrega del predio en la zona de alto riesgo al Municipio, como quedó consignado en la escritura, y a la demolición voluntaria del inmueble localizado en zona de alto riesgo.
 
Todos los derechos reservados © 2005